Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 28 de mayo de 2012


Paisajes de Japón.

Presentación de varias obras

Al sur de la frontera, al oeste del sol.

Aquí se puede leer el documento: Al Sur de La Frontera, Al Oeste Del Sol

Fotos

Enlace a una galería de Picassa donde se pueden ver fotos variadas en relación con Japón y su literatura.

Haruki Murakami: Al sur de la frontera, al oeste del sol.

Hajime es un hombre moderadamente feliz, casado, padre de dos niñas y dueño de un club de jazz, cuando se reencuentra con Shimamoto, una vieja amiga de la infancia y la adolescencia de la que no había vuelto a tener noticias. Ambos, hijos únicos, habían compartido aficiones y secretos en la escuela primaria, y ahora, varios años después, se sienten atraídos sin remedio. Hajime, obesionado, parece dispuesto a dejarlo todo por ella... Con inquietante sutileza, Murakami nos cuenta una historia clásica de amores perdidos y recobrados, de la consumación de una promesa de plenitud, que destila la indefinible sensación de desajuste con el mundo que acucia al hombre contemporáneo.


Enlace a un pdf donde se puede leer esta obra.

Haruki Murakami: Tokio Blues (Norwegian Wood)

Esta obra se enmarca dentro de la literatura contemporánea japonesa, publicada en 1987. Su autor, Haruki Murakami, nace en Kioto el 12 de enero de 1949. El título original de la obra era Norwegian Wood en alusión a la canción de The Beatles, pero en la traducción española ha quedado como Tokio Blues.


Best seller de este autor, narra la historia de Toru Watanabe en el caótico Tokio de los años sesenta mediante un flashback. Un Toru ya adulto, rememora durante un aterrizaje en el aeropuerto de Hamburgo su juventud. Todo empieza cuando Watanabe, aturdido tras el suicidio de su mejor (y único amigo) Kizuki, huye de su Kobe natal y se dirige a Tokio para especializarse en teatro. Allí, se reencontrará con Naoko, la novia de Kizuki, con la que empezará a desarrollar una relación amorosa. Sin embargo, ésta se ve interrumpida cuando Naoko, víctima de una frágil salud mental, ingresa en un sanatorio. Mientras tanto, Toru conoce a Midori, una chica de su clase, vivaz y extrovertida, todo lo contrario a Naoko. Watanabe se ve asediado por la confusión y sentimientos encontrados respecto a ambas chicas, pero todo culmina cuando Naoko se suicida tras anunciarle él el punto y final de su relación.


En 2010 fue adaptada al cine por Tran Anh Hung.


Heike Monogatari


El Heike Monogatari (cuya traducción al español sería Cantar de Heike) es un poema épico clásico de la literatura japonesa, fuente de numerosas leyendas, personajes e historias que tienen en ella su origen.




Escrito a principios del siglo XIII, narra la lucha por el poder que en el siglo anterior había enfrentado a dos clanes de samuráis, los Genji y los Heike. Su galería de personajes, por donde transitan guerreros heroicos y damas tristes, cortesanos ambiciosos y bonzos ascetas, plebeyos y emperadores, ha constituido la fuente más importante para la literatura japonesa posterior, y tiene para su cultura una relevancia comparable a la de las epopeyas homéricas para la literatura europea. El gran clásico de la literatura japonesa, escrito a principios del siglo XIII, tiene para la cultura japonesa una relevancia comparable a la Odisea o la Ilíada para la literatura europea


A continuación, un fragmento:

 "El tañir de las campanas en el templo de Gion
presta su eco a lo efímero de todas las cosas.
El rubor de las flores en el árbol que se bifurca
revela la verdad de que florecer es marchitarse.
El que está orgulloso no lo está por mucho tiempo,
como un sueño en una noche de primavera.
El valiente es finalmente destruido,
y no será más que polvo en el viento."

Introducción a la literatura japonesa

La literatura japonesa abarca un período de casi dos milenios de escritos. En las obras más tempranas vemos la influencia de la literatura china, pero Japón desarrolló su propio estilo con rapidez. Cuando Japón reabrió sus puertos al comercio y la diplomacia occidental en el siglo XIX, la literatura occidental influyó enormemente en sus escritores, la influencia occidental sigo hoy todavía patente.
Traducir obras japonesas no es fácil debido a las diferencias culturales tan notables, por eso es recomendable leer siempre que se pueda las obras originales, como pasa en todas las lenguas. Japón tiene una gran tradición literaria aunque sus escritores no sean tan conocidos como los europeos y los estadounidenses.

Periodo Nara (710-794)

La literatura japonesa tiene sus orígenes en la tradición oral, los primeros registros de esta literatura se realizaron en el siglo VIII después de que se introdujese el sistema de escritura desde China. El Kojiki (registro de las materias antiguas) y Nihon shoki (crónica de Japón) fueron dos proyectos del gobierno que se acabaron en el 712 y 720 respectivamente. La obra más brillante de este periodo fue el Man'yoshu , una antología de 4500 poemas compuestos por personas de todas las razones sociales y se recopiló alrededor de 759. También empezó a trabajarse el "tanka" versos de 31 sílabas (5-7-5-7-7). En 905 se publicó bajo encargo del emperador la antología poética: Kokin wakashu o Kokinshu, una colección de poemas antiguos y modernos. Fue una publicación muy importante.

Periodo Heian (794-1185)

En la resplandeciente cultura aristocrática que florecía en el siglo XI, cuando el uso del alfabeto hiragana derivado del chino estaba extendiéndose, las damas de la corte tuvieron el papel principal en el desarrollo de la literatura. Una de ellas, Murasaki Shikibu escribió una novela Genji monogatari (El relato de Genji) de 54 capítulos (a principios del siglo XI); Sei Shonagon escribió Makura no shosi (El libro de la almohada) una colección de ensayos y notas (alrededor de 996). Otras escribieron diarios e historias que siguen siendo leídas hoy en día. La aparición de Konjaku monogatari (Relatos de una tiempo que ya ha pasado) alrededor de 1120 añadió una nueva dimensión a la literatura. Esta colección de más de 1000 budistas y relatos seglares de la India, China y Japón es importante por la cantidad de descripciones de la vida de la nobleza y de la vida del pueblo en el Japón de aquel tiempo.

Periodo Kamakura-Muromachi (1185-1573)

En la última mitad del siglo XII, los guerreros del clan Taira (Heike) se apoderaron del poder imperial de la corte, formando una nueva aristocracia. Heike mono-gatari (El relato de Heike) retrata los triunfos y derrotas de los taira en sus guerras con el clan minamoto (genji) y fue terminado en la primera mitad del siglo XIII. Este periodo también produjo literatura intimistas como Chomei's Hojoki de Kamo (Descripción de mi cabaña) (1212), que reflexiona sobre la incertidumbre de la existencia; Yoshida Kenko's Tsurezuregusa (Ensayos en el tiempo libre) (1330) una obra con impresionantes reflexiones sobre la vida. Los dos trabajos plantean la cuestión de la salvación espiritual.

Periodo Edo (1603-1868)

En este periodo emergieron dos figuras muy importantes en la prosa: Ihara Saikaku que retrataba de forma realista la vida de los mercaderes de Osaka y Chikamatsu Monzaemin que estribió joruri, una forma de contar hostorias con canciones y obras kabuki. Estos dos escritores hicieron florecer a la literatura. Años más tarde Yosa Buson escribió haiku, obras excelentes que retrataban la naturaleza. El escritor Ueda Akinari produjo varias obras sobre historias góticas que se llamaron Ugetsu monogatari, Relatos de la luz de la luna y la lluvia (1776).

Periodo Meiji a la actualidad

El periodo Meiji es la etapa en la que Japón bajo influencia occidental empezó a desarrollar una literatura más moderna. En esta época se abogó por la unificación del lenguaje escrito y hablado; y se aceptó una nueva forma de novela gracias a Futabatei Shimei's Ukigumo (Nubes sin rumbo) (1887). La traducción de poesía extranjera ayudó a la creación de un nuevo género poético y su correspondiente movimiento literario. Los novelistas Mori Ogai y Natsume Soseki estudiaron en Alemania y Gran Bretaña, respectivamente, y sus obras reflejan la influencia de estos países. Soseki encaminó a varias figuras literarias. Uno de ellos, Akutagawa Ryunosuke, escribió varias novelas basadas en su conocimiento de los clásicos japoneses. Su suicidio en 1927 fue tomado como un símbolo de la agonía que Japón estaba experimentando debido a los rápidos procesos de modernización, estos cambios también fueron temas de la literatura. En 1968 Kawabata Yasunari recibió el Premio Nobel de literatura, fue el primer japonés que lo consiguió, años más tarde en 1994 Oe Kenzaburo, también japonés, lo recibió también. Estos dos escritores y otros autores contemporáneos como Tanizaki Jun'ichiro, Mishima Yukio, Abe Kobo y Inoue Yasushi han visto sus obras traducidas a varios idiomas.